8 elementos de balizamiento de carreteras que debes conocer

Elementos de balizamiento de carreteras

Muchas veces infravalorado, el balizamiento de la carretera es uno de los elementos más importantes para la seguridad vial. Hasta el punto de que en tiempos en los que las inversiones en carreteras escasean, la mejora del balizamiento se ha convertido en una de las medidas estrella a adoptar por los distintos organismos. Y los datos revelan que un buen balizamiento es capaz de reducir la accidentabilidad en una carretera de manera más que considerable. En nuestro Blog sobre Ingeniería de Carreteras no hemos entrado hasta ahora en detalle en el balizamiento. Por ello hoy queremos contarte cuáles son los 8 elementos de balizamiento de carreteras que debes conocer.

No podemos empezar sin antes definir qué es el balizamiento. El balizamiento de una carretera está constituido por dispositivos retrorreflectantes, de distintas formas, tamaños y colores, instalados en la plataforma de la carretera, fuera de ella o sobre elementos de contención de vehículos, y que están diseñados para facilitar el guiado óptico durante la conducción.

En función del tipo de elemento de que se trate, las funciones que persiguen los distintos elementos de balizamiento pueden ser variadas, pero siempre estarán dentro de alguno de los siguientes dos grupos:

a) Delimitar la calzada o la plataforma de la carretera.

b) Advertir la presencia de curvas, convergencias, divergencias, entradas a túneles, estrechamientos o cualquier otra zona singular en la carretera.

El balizamiento de una carretera puede ser temporal o permanente. El temporal es definido por la Norma de Carreteras 8.3-IC “Señalización de Obras, Manual de ejemplos de señalización de obras fijas y señalización móvil de obras”. En este post vamos a centrarnos en el balizamiento permanente, dentro del cual podemos destacar 8 elementos: paneles direccionales, hitos de arista, balizas H-75, hitos de vértice, captafaros, jalones de nieve, paneles verticales, y mangas de viento. Veamos para qué sirve cada uno de estos 8 elementos.

 

#1 – Paneles direccionales

Los paneles direccionales son elementos de balizamiento de curvas, compuestos por un panel rectangular de acero galvanizado, con franjas de color blanco (retrorreflectante nivel 2) sobre un fondo de color azul (no retrorreflectante).

Los paneles de balizamiento de curvas (paneles direccionales) ayudan al conductor a identificar el trazado de las curvas. Además, el primero de los paneles advierte de la peligrosidad de la curva. pudiendo ser simple, doble o triple, en función de la diferencia entre la velocidad de aproximación a la curva (Va) y la velocidad recomendada para tomar la curva (V2).

En función del número de franjas de color blanco (“galones”), los paneles podrán ser largos (4 galones) o cortos (2 galones). Excepcionalmente podrán instalarse paneles de un único galón en zonas de espacio reducido.

Panel direccional doble largo

Panel direccional doble largo

 

#2 – Hitos de arista

Pasamos a uno de los elementos de balizamiento más habituales en nuestras carreteras. Los hitos de arista son elementos de balizamiento colocados verticalmente en ambas márgenes de la plataforma de la carretera, consistentes en un poste hueco de color blanco, de material polimérico, y una franja negra inclinada hacia la calzada, en la que se ubican uno o dos elementos retrorreflectantes.

Su función es delimitar la plataforma de la carretera para mejorar la percepción del trazado por parte del conductor. También sirven para indicar los hectómetros de la carretera.

Podemos diferenciar dos tipos de hitos de arista en función de sus características geométricas y del tipo de carretera en que estén situados. Los de tipo I (de uso en carreteras convencionales de calzada única) y los de tipo II (de uso en carreteras de calzadas separadas).

Hitos de arista

Hitos de arista

 

#3 – Balizas H-75

Las balizas H-75 son elementos de balizamiento generalmente cilindiros, pudiendo ser también planos o curvos, dotados de dos franjas retrorreflectantes que aumentan su visibilidad.

Su función principal es la de servir de guía o referencia en zonas singulares de la carretera, especialmente en convergencias, divergencias e intersecciones.

Se distinguen tres tipos de balizas H-75: Cilíndricas (CH-75), Planas (PH-75) y Curvas (TH-75). En todos los casos el cuerpo será de color verde, y las franjas retrorreflectantes de color blanco.

Balizas H-75

Balizas H-75

 

#4 – Hitos de vértice

Son elementos de balizamiento utilizados generalmente en divergencias. Tendrán forma cilíndrica en su cara frontal, en la que se dispondrán dos triángulos isósceles iguales retrorreflectantes, pudiendo estar unidos por una franja horizontal de las mismas características.

La función de los hitos de vértice es indicar las dos direcciones de circulación posibles en una divergencia.

Los hitos de vértice tendrán el cuerpo de color verde y los triángulos retrorreflectantes serán de color blanco. En función de la anchura de su tamaño, estos hitos podrán ser pequeños (HV-120) o grandes (HV-200).

Hito de vértice

Hito de vértice

 

#5 – Captafaros

Los captafaros son elementos que se fijan en los sistemas de contención de vehículos o en el pavimento y están dotados de elementos retrorreflectantes para facilitar su percepción.

Los captafaros facilitan el guiado óptico del trazado de la carretera en condiciones nocturnas o de baja visibilidad.

En función de su situación, los captafaros pueden ser: verticales (ubicados en los sistemas de contención de vehículos o en paramentos verticales), u horizontales (ubicados sobre el pavimentos, y también conocidos como “ojos de gato”). A su vez los captafaros pueden ser unidireccionales o bidireccionales, en función del sentido de circulación desde el que puedan ser vistos.

Captafaro horizontal

Captafaro horizontal

 

#6 – Jalones de nieve

Los jalones de nieve son elementos de balizamiento colocados verticalmente en ambos márgenes de la plataforma, consistentes en un poste cilíndrico dotado de franjas horizontales retrorreflectantes amarillas y rojas.

Su función no es otra que delimitar la plataforma de la carretera cuando esta no es visible por encontrarse cubierta de nieve, favoreciendo así el guiado óptico.

Jalón de nieve

Jalón de nieve

 

#7 – Paneles verticales

Los paneles verticales son elementos de balizamiento de obstáculos permanentes, compuestos por un sustrato rectangular, generalmente de acero galvanizado, con franjas retrorreflectantes inclinadas 45 grados hacia la carretera de color blanco sobre fondo azul oscuro.

La función de los paneles verticales es indicar la presencia de un estrechamiento de la carretera o de cualquier obstáculo próximo a la misma.

En función de su tamaño podemos tener paneles verticales grandes (40 x 180 cm), medianos (40 x 140 cm) o pequeños (20 x 90 cm).

Panel vertical

Panel vertical

 

#8 – Mangas de viento

Entramos en el último de los elementos de balizamiento que vamos a ver en este post. Las mangas de viento son elementos de balizamiento formados por una pieza de textil de forma troncocónica abierta en ambos extremos, que se sitúa en lo alto de un mástil y que mediante su orientación señala el sentido y la intensidad del viento.

Su función es complementar la advertencia de peligro indicada por la señal P-29, informando al conductor sobre la existencia, sentido e intensidad de un viento continuo racheado.

Manga de viento

Manga de viento

 

¿Te apetece saber más sobre los distintos elementos de balizamiento de carreteras que existen? ¿Por qué no haces nuestro completo Curso sobre Balizamiento de Carreteras, en el que aprenderás más sobre los distintos elementos que podemos encontrar, sus características técnicas, sus materiales, los criterios de colocación, y mucho más. O si lo prefieres, suscríbete a nuestros vídeotutoriales, y ten acceso a todos los vídeos de nuestros cursos. ¡No te lo pierdas!

curso experto señalización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner cursos
banner videotutoriales