Riegos asfálticos en la construcción de firmes

Riegos asfálticos

¿Sabes qué son los riegos asfálticos empleados en la construcción de firmes de carreteras? ¿Conoces cuál es la diferencia entre un riego de imprimación y uno de adherencia? ¿Para que se usa un riego de curado? Estas preguntas hacen referencia a conceptos que muchas veces pueden parecer obvios para los que nos dedicamos a la ingeniería de carreteras, pero que en ocasiones plantean dudas. Por ello desde nuestro Blog sobre Ingeniería de Carreteras queremos aclarar todos estos conceptos de un modo muy sencillo. Qué tipos de riegos existen, cuándo se usa cada uno, qué tipo de ligante se emplea en cada caso, cómo es la puesta en obra, y cuales son las dotaciones a emplear. Estas son algunas de las preguntas que vamos a responder en este post. Si te interesa el mundo de los firmes y pavimentos, te recomendamos que sigas leyendo.

En la construcción de firmes podemos emplear dos tipos distintos de capas bituminosas. Por un lado tenemos los tratamientos superficiales (ya sean riegos con o sin gravilla, y lechadas bituminosas) o las mezclas bituminosas. Hoy vamos a centrarnos en definir todos aquellos riegos sin gravilla. Estos riegos sin gravilla no son más que un tratamiento basados en la extensión uniforme de una delgada película de ligante bituminoso. En concreto podemos distinguir hasta tres tipos distintos de riegos asfálticos sin gravilla: riegos de imprimación, riegos de adherencia y riegos de curado. Veamos en qué consiste cada uno de estos riegos asfálticos.

 

Riegos asfálticos de imprimación

Consiste en la aplicación de un ligante bituminoso sobre una capa granular previamente a la extensión de una capa bituminosa sobre ella, con el objetivo de que ambas capas trabajen de forma solidaria. Es empleado como tratamiento auxiliar tanto en la construcción como en la rehabilitación de firmes.

El tipo de ligante empleado en riegos de imprimación es un ligante muy fluido de rotura lenta. En concreto, se utilizan emulsiones de los siguientes tipos:

  • C50BF4 IMP.
  • C60BF4 IMP.

La denominación de todas las emulsiones bituminosas sigue el siguiente esquema:

Denominación de las emulsiones bituminosas

Denominación de las emulsiones bituminosas

Si tomamos como ejemplo la emulsión C50BF4 IMP, podemos decir que su denominación nos está dando la siguiente información:

– C: Emulsión catiónica.

– 50: Contiene un 50% de ligante.

– B: El ligante empleado es betún puro (la letra “P” indicaría que es un betún modificado).

– F: Contiene más de un 2% de fluidificantes (si no llevase esta letra su contenido en fluidificante sería inferior al 2%).

– 4: Índice de rotura 4.

– IMP: Aplicación como riego de imprimación.

La dotación de emulsión en riegos de imprimación será aquella que sea capaz de absorber la capa que se imprima en un periodo de 24 horas. Esta dotación no será nunca inferior a 500 gr/m² de ligante residual (es decir, el que queda tras la evaporación del agua de la emulsión).

En cuanto a su puesta en obra, es conveniente realizar un barrido y humectación de la superficie sobre la que se vaya a realizar el riego. Luego se aplica el ligante con un tanque regador. Después de la aplicación es importante que no circule tráfico en las siguientes 24 horas, para garantizar que el riego ha sido totalmente absorbido. En caso de que sea necesario abrir al tráfico antes, se extenderá árido de cobertura, dejando en todo caso un mínimo de 4 horas antes de abrir al tráfico y la velocidad de circulación debe ser inferior a 30 km/h. También se aplicará árido de cobertura en aquellas zonas que por defectos en la ejecución puedan tener un exceso de ligante.

La eventual aplicación del árido de cobertura se realizará con la dotación mínima necesaria para absorber el exceso de ligante que pueda quedar en la superficie o para garantizar la protección de la imprimación bajo la acción del tráfico. El material empleado será arena con un tamaño máximo de 4 mm. Esta dotación no será en ningún caso superior a 6 l/m² ni inferior a 4 l/m².

Tras la eventual extensión del árido de cobertura se procederá al apisonado con un compactador de neumáticos, y antes de la aplicación de la capa bituminosa, se realizará un nuevo barrido para eliminar el árido sobrante.

Las condiciones meteorológicas son fundamentales en la aplicación de riegos asfálticos. Por ello no se realizará el riego si la temperatura ambiente es inferior a 10°C o si existe riesgo de precipitaciones.

Maquinaria para riegos asfálticos

Maquinaria para riegos asfálticos

 

Riegos asfálticos de adherencia

Otro de los riegos asfálticos más empleados son los denominados riegos de adherencia. Estos riegos consisten en la aplicación de un ligante bituminoso sobre una capa bituminosa previamente a la extensión de otra capa bituminosa, con el objetivo de conseguir una buena unión entre capas y mejorar el comportamiento estructural del firme.

Los ligantes empleados en riegos de adherencia son poco viscosos y de rotura rápida, ya que así conseguimos un mejor reparto superficial y la posibilidad de extender la siguiente capa rápidamente. En concreto se utilizan emulsiones bituminosas de rotura rápida con las siguientes denominaciones:

  • C60B3 ADH.
  • C60B3 TER.
  • C60BP3 ADH.
  • C60BP3 TER.

En este caso la denominación nos indica que se trata de emulsiones tipo catiónicas, con un 60% de ligante hidrocarbonado (modificado en los dos últimos tipos). El índice de rotura es en todos los casos el 3.

Riego de adherencia

Riego de adherencia

En riegos de adherencia se recomienda emplear dotaciones de 200-500 gr/m² de ligante residual.

Antes de su puesta en obra es importante realizar un barrido enérgico de la superficie. A continuación se aplicará el ligante con una cisterna regadora.

Se prohibirá todo tipo de circulación sobre el riego de adherencia hasta que no se haya producido la rotura de la emulsión en toda la superficie.

Como siempre ocurre con los riegos asfálticos, las condiciones meteorológicas son fundamentales en la aplicación de riegos bituminosos. Por ello no se realizará el riego si la temperatura ambiente es inferior a 10°C o si existe riesgo de precipitaciones.

 

Riegos asfálticos de curado

Consiste en la aplicación de un ligante bituminoso sobre una capa granular tratada con conglomerante hidráulico, con el objetivo de garantizar el curado de dicha capa (evitando así la pérdida de humedad necesaria para dicho proceso). También suele usarse para proteger del paso de vehículos.

Salvo justificación de lo contrario, se utilizará siempre uno de los siguientes tipos de emulsión bituminosa:

  • C60B2 CUR.
  • C60B3 CUR.

Como la denominación nos indica, se trata de emulsiones de tipo catiónica con un 60% de ligante hidrocarbonado. El ligante empleado es betún asfáltico, y sus índices de rotura son respectivamente 2 y 3 (a menor índice, la rotura es más rápida).

La dotación será tal que garantice la formación de una película continua, uniforme e impermeable. Dicha dotación no será nunca inferior a 300 gr/m², siendo recomendable llegar a dotaciones de 600-800 gr/m².

El riego de curado se aplicará inmediatamente después de acabar la compactación de la capa inferior, y en ningún caso después de transcurrir más de 3 horas, manteniéndose hasta entonces la superficie en estado húmedo.

Cuando sea imprescindible la circulación de vehículos sobre el riego de curado, deberá extenderse árido de cobertura (arena) en una dotación mínima necesaria para garantizar la protección del riego de curado bajo la acción del tráfico. Dicha dotación estará comprendida entre 4 l/m² y 6 l/m².

Antes de la aplicación de la emulsión bituminosa deberá barrerse la superficie sobre la que se va a aplicar. En caso de aplicar árido de cobertura, tras tu extensión se procederá a una compactación con compactador de neumáticos, e inmediatamente antes de abrir al tráfico, se llevará a cabo un nuevo barrido para eliminar partículas de árido que hayan podido quedar sueltas. Previamente a la ejecución de la siguiente capa, deberá barrerse nuevamente cualquier resto de suciedad o de material suelto que pueda afectar a la adecuada unión entre capas. Si la capa superior fuese bituminosa, se aplicará además un riego de adherencia entre el riego de curado y la nueva capa bituminosa.

En cuanto a las condiciones meteorológicas, al igual que se ha comentado para otros riegos asfálticos, no se realizará el riego si la temperatura ambiente es inferior a 10°C o si existe riesgo de precipitaciones.

 

¿Te ha quedado claro que son los riegos asfálticos? Recuerda que si quieres saber más sobre este tema, tienes a tu disposición nuestro completo Curso sobre Firmes y Pavimentos, así como las Suscripción Mensual a Vídeo-Tutoriales sobre Ingeniería de Carreteras. La manera más amena y económica de formarte.

¿Quieres comentar?


banner cursos
banner videotutoriales
Profesores

Raul Aldana caricatura
José Raul Aldana
Ingeniero Civil
Profesor en Aulacarreteras.com