Retrorreflexión en señales de tráfico

retrorreflexión señales de tráfico

¿Sabías que la retrorreflexión es uno de los parámetros fundamentales para una buena señalización de carreteras? Pero, ¿qué es realmente la retrorreflexión? ¿Cómo se consigue que una señal sea visible de noche? ¿Cómo se puede saber si una señal existente cumple con los valores exigibles por la normativa actual? Si te has hecho alguna vez estas preguntas, sigue leyendo. Hoy desde el Blog de Aulacarreteras queremos aclararte estas y otras dudas. ¡Comenzamos!

 

¿Qué es la retrorreflexión?

Antes de nada, lo primero que tenemos que hacer es definir qué es realmente esto de la “retrorreflexión”. De manera simplificada podemos decir que la retrorreflexión es la capacidad que tiene una señal de tráfico para devolver reflejada la luz que emiten los vehículos. A la hora de analizar la retrorreflexión, hay tres conceptos fundamentales que debemos conocer:

  • Intensidad luminosa (I): Cantidad emitida por los faros del vehículo.
  • Iluminancia (E): Cantidad de luz recibida por la señal.
  • Luminancia (L): Cantidad de luz emitida por la superficie de la señal.
Retrorreflexión

Retrorreflexión (Wikipedia)

 

La retrorreflexión de una señal suele medirse con un aparato denominado retrorreflectómetro que mide el coeficiente de retrorreflexión. Más adelante veremos cómo se hace esta medida.

 

Clases de retrorreflexión

Para que las señales de tráfico sean visibles en cualquier momento, y bajo cualquier situación, todos sus elementos deberán ser retrorreflectantes (fondo, caracteres, orla, flechas, símbolos y pictogramas) excepto aquellos de color negro, azul o gris oscuro, que por contraste con otros colores serán fácilmente legibles.

La Norma 8.1.IC “Señalización Vertical” distingue tres clases principales de retrorreflexión en las señales de tráfico: RA1, RA2 y RA3. Esta última se divide a su vez en tres subgrupos:

  • RA3-ZA: A utilizar en carteles y paneles complementarios en tramos interurbanos de autopistas y autovías.
  • RA3-ZB: A utilizar en entornos complejos (intersecciones, glorietas, etc.), tramos periurbanos, y en carteles y paneles complementarios en tramos interurbanos de carreteras convencionales.
  • RA3-ZC: A utilizar en zonas urbanas.

En la siguiente tabla se muestra el nivel de retrorreflexión mínimo que debe tener una determinada señal en función del tipo de carretera en que se encuentre.

Clases de retrorreflexión mínima

Clases de retrorreflexión mínima

 

¿Cómo se consigue que una señal sea retrorreflectante?

Las propiedades retrorreflectantes que debe presentar una señal de tráfico en su panel son aportadas directamente en el proceso de fabricación de la misma. Mas concretamente lo que se hace es incorporar láminas retrorreflectantes. Tradicionalmente se han utilizado los siguientes materiales retrorreflectantes:

  • Microesferas de vidrio: Basada en la combinación de microesferas de vidrio con una capa de aluminio.
  • Microprismas: Basada en la reflexión total de un rayo luminoso incidente sobre las tres paredes de un microprisma. La luz reflejada por este microprisma tiene una dirección muy próxima a la luz que incide sobre él.

En los últimos años se han desarrollado otras tecnologías que mejoran notablemente el coeficiente de retrorreflexión de las señales, como es el caso de la tecnología “Full Cube Corner” (esquina de cubo completa) desarrollada por la empresa 3M. Su gran efectividad reside en que suprime las zonas no eficientes del microprisma, aquellas en las que por cuestiones de geometría no se refleja la luz. De este modo, todo rayo de luz que incida sobre la señal efectuará tres rebotes especulares y será reflejado en la misma dirección de entrada. Con esta nueva tecnología se ha conseguido reflejar hasta el 60% de la luz que incide sobre la señal, logrando así alcanzar un coeficiente de retrorreflexión que no se había alcanzado anteriormente con la tecnología más tradicional. Se ha demostrado que este sistema es especialmente efectivo en distancias de entre 50 y 150 metros, consiguiendo duplicar en estos casos la luminancia (cantidad de luz emitida por una señal, por unidad de superficie y en una dirección determinada).

Láminas con tecnología "Full Cube Corner" (3M)

Láminas con tecnología “Full Cube Corner” (3M)

 

Control de la visibilidad de las señales

Con el paso del tiempo y las condiciones ambientales, las señales de tráfico van perdiendo sus propiedades. Es por ello que se hace necesario el control de la visibilidad por medio de inspecciones. Estas inspecciones pueden ser puntuales (medida estática sobre una determinada señal) o continua (revisión de las señales en movimiento).

En el primer caso, la medición se hace directamente sobre cada una de las señales a inspeccionar, con un aparato denominado “retrorreflectómetro vertical” (existe una versión “horizontal” utilizada para medir la retrorreflexión en marcas viales). El retroreflexometro permite medir la retrorreflexión de varios colores y en todo tipo de material retrorreflectante (también en ropa laboral de alta visibilidad, matrículas, etc.). Es un método bastante preciso, pero tiene el inconveniente de su bajo rendimiento.

Retrorreflectómetros

Retrorreflectómetros (vertical y horizontal)

En cuanto a la inspección continua, es el método más recomendado para inspecciones de tramos de carreteras de gran longitud (rendimiento de hasta 500 km/día), en los que la medición puntual requeriría de mucho tiempo. Gracias a estos sistemas se pueden revisar las señales en movimiento, desde un vehículo en el que va instalado el equipo de inspección. Cada señal que se encuentra en el trayecto es analizada por los sensores midiendo la relación entre la luz que emite el coche hacia la señal, y la que recibe de ella. Con los datos obtenidos se puede saber de un modo rápido si la señal cumple con los parámetros exigidos por la normativa en vigor, o si por el contrario, ha de ser sustituida.

En el siguiente vídeo elaborado por la empresa Euroconsult se puede ver a la perfección cómo se lleva a cabo una auscultación dinámica de alto rendimiento.

 

Como puedes ver en este post, la retrorreflexión es un parámetro fundamental en el ámbito de la señalización de carreteras, y debe ser controlado para evitar que las señales dispuestas pierdan su eficacia como consecuencia de una mala visibilidad nocturna. ¿Te ha gustado este post? No dudes en compartirlo con tus contactos en redes sociales. Para ello puedes utilizar los iconos sociales que tienes a continuación. Y si quieres aprender más sobre señalización de carreteras, echa un vistazo a nuestros catálogo de cursos. ¡Especialízate en señalización de carreteras!

¿Quieres comentar?


banner cursos
banner videotutoriales
Profesores

Raul Aldana caricatura
José Raul Aldana
Ingeniero Civil
Profesor en Aulacarreteras.com