Fundentes empleados en vialidad invernal

fundentes para vialidad invernal

Con la llegada del invierno se produce una bajada de temperaturas importante, aumentando el riesgo de nevadas y heladas que pueden suponer un peligro para la circulación en nuestras carreteras. Esto ocurre especialmente en la mitad norte peninsular y en carreteras de montaña. Y es que prácticamente cada año se desata el caos en la circulación por problemas relacionados con la vialidad invernal. La labor que se realiza desde los centros de operaciones es encomiable, aunque en situaciones extremas pueden llegar a verse desbordados por la falta de recursos. Hoy desde nuestro Blog sobre Ingeniería de Carreteras queremos enseñarte cuáles son los principales fundentes para vialidad invernal, las dosificaciones adecuadas, y cómo es su almacenamiento, tanto en tratamientos preventivos como curativos. ¡Comencemos!

Hasta la década de los 60 era bastante común el empleo de abrasivos para dotar a las calzadas de cierta rugosidad que mejorase la adherencia ante la presencia de hielo o nieve sobre la carretera. Estos abrasivos eran normalmente: arena, gravilla, escoria, o polvo de carbón. El principal problema de los abrasivos era su limitada efectividad, ya que sometidos a la acción del tráfico, son expulsados fuera de la calzada. Además estos abrasivos solo pueden utilizarse como tratamiento curativo, pero nunca preventivo, y las estrategias actuales en materia de vialidad invernal están muy orientadas a la prevención.

Ya en los años 70 se empezaron a hacer los primeros ensayos con fundentes químicos en puntos especialmente críticos (Guadarrama, Ávila y Somosierra). Esto fue solo el punto de partida, hasta llegar al día de hoy, en el que el uso de estas sustancias está muy extendido.

Los fundentes empleados para vialidad invernal son productos, naturales o no, que tienen la propiedad de impedir la formación de hielo, bajando el punto de congelación del agua, o de fundirlo en caso de que ya se hubiese formado. Los productos que hasta la fecha han sido más utilizados como fundentes son cloruro sódico y cloruro de calcio, aunque ha habido muchos otros (cloruro de magnesio, urea o alcoholes por ejemplo). Veamos con más detalle las características básicas del cloruro sódico y del cloruro de calcio.

 

Cloruro sódico (Na Cl)

Sin duda es el más habitual de los fundentes para vialidad invernal. Se extrae directamente de las minas de sal o por medio de evaporación. Su aplicación puede ser en forma sólida o como salmuera (son soluciones saturadas realizadas a temperatura ambiente mediante contacto directo de agua y una cantidad elevada de sal).

Este producto se suministra normalmente a granel, y durante su recepción debe comprobarse que esté exento de cualquier elemento extraño que pueda restarle eficacia. Habitualmente suele añadirse una pequeña cantidad de ferrocianuro potásico para evitar su apelmazamiento durante el acopio.

El cloruro sódico es eficaz hasta -5ºC. Por debajo de esta temperatura pierde gran parte de su poder fundente, llegando a anularse totalmente a una temperatura aproximada de -15ºC. Es por este motivo que cuando la temperatura va a bajar de -5ºC, suele mezclarse con cloruro cálcico, que como veremos posteriormente, es eficaz a temperaturas muy bajas.

 

Cloruro de cálcio (Ca Cl2)

Se trata de un subproducto obtenido durante la fabricación de la sosa. Es higroscópico y muy eficaz a temperaturas de hasta -35ºC. Como fundente puede utilizarse tanto en forma sólida como en salmuera (con concentraciones que pueden variar entre 15 y 32%).

Debido a su elevado coste, se suele emplear mezclado con cloruro sódico (su precio es aproximadamente 5 veces superior). Otra característica que puede limitar su uso, es que utilizada como tratamiento preventivo, puede reducir la adherencia de la calzada.

En la siguiente tabla se muestra el rango de temperaturas en las que se aconseja emplear un tipo de fundente u otro:

Empleo de fundentes

Empleo de fundentes según temperatura

 

Fundentes sólidos VS Salmueras

Hasta hace unos años los fundentes para vialidad invernal se empleaban casi de manera exclusiva en forma sólida, lo que presentaba algunos problemas: al emplearlo en tratamientos preventivos eran expulsados de la calzada por el tráfico con bastante facilidad, lo que reducía su efectividad a la vez que ocasionaba importantes problemas medioambientales. Esto provocó que se estudiasen alternativas, y entre ellas, el empleo de salmuera.

La principal ventaja de la salmuera es su mayor tiempo de permanencia sobre la calzada en tratamientos preventivos, pero además facilita su aplicación sobre la calzada, y reduce el coste total.

En las siguientes tablas se resume el empleo de fundentes para vialidad invernal en función del tipo de tratamiento y de la climatología de la zona. Así mismo se indican las dotaciones recomendadas en cada caso. Estos valores tiene un carácter meramente orientativo.

Tabla fundentes 1

Tabla fundentes 2

tabla fundentes 3

Tabla fundentes 4

 

Almacenamiento de fundentes para vialidad invernal

Tan importante como la correcta selección de los fundentes para vialidad invernal, es su correcto almacenaje. Como ya se comentó antes, el cloruro sódico suele suministrarse a granel por lo que en su almacenamiento debe estar protegido de la intemperie. Lo habitual en estos casos es disponer de naves en los que almacenar el producto, lo que requiere el empleo de una pala cargadora o de una cinta transportadora para la carga del producto sobre los esparcidores de sal.

Cloruro sódico a granel

Cloruro sódico a granel

Una alternativa a las naves es el almacenamiento en silos, una opción relativamente barata y que tiene la gran ventaja de que el producto puede ser fácilmente cargado en los esparcidores. Además permite controlar con precisión las cantidades utilizadas.

Cloruro sódico en silo

Cloruro sódico en silo

Un sistema cada vez más empleado para almacenar Na Cl son las denominadas “Big Bags”, que son grandes sacos de plástico, herméticamente cerrados y con una capacidad de 1 tonelada. La carga sobre el esparcidor se realiza izando el saco y abriendo su fondo justo encima de la tolva del mismo.

Big Bags

Big Bags

En cuanto a las salmueras, su almacenamiento exige disponer de tanques para su fabricación y almacenamiento, los cuales suelen ser de acero vitrificado o de material plástico especial. Por supuesto, estas instalaciones deben estar dotadas de un sistema de bombas para el trasvase y carga de la solución.

Fabricación y depósito de salmuera

Fabricación y depósito de salmuera

Por último, indicar que el cloruro cálcico se sirve en sacos de plástico de 50 kilos, herméticamente cerrados, y que suelen almacenarse en naves u otras zonas protegidas.

Sacos de cloruro de calcio

Sacos de cloruro de calcio

 

¿Te ha parecido interesante este post sobre fundentes para vialidad invernal? Si es así, no olvides compartirlo en redes sociales. Para ellos solo tienes que pulsar en los iconos que tienes debajo de este texto. Y si quieres aprender más sobre todos los campos de la ingeniería de carreteras, no dejes de visitar nuestra sección de Cursos, donde podrás aprenden mucho más sobre trazado, drenaje, seguridad vial, señalización, balizamiento, defensa, etc. En Aulacarreteras encontrarás la mejor formación al alcance de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner cursos
banner videotutoriales